¿De verdad quieres ser una princesa?

El domingo vimos  “Ralph  rompe internet” y hubo, desde el punto de vista educacional, tres aspectos de la película que me gustaron:

  1. La educación emocional en la No dependencia de las personas, ya sean amigos, ya sean pareja, nuestros retoños, padres o madres. Tenemos que educar en la no dependencia, y en evitar que se aten a alguien por puro chantaje emocional.

Pero, ¿qué es el chantaje emocional? Pues todo chantaje que pretende cambiar una conducta nuestra “jugando” con nuestras emociones. Por ej. si te vas con otras niñas ya  no eres mi mejor amiga;  si sales con tus amigas , es que no me quieres y corto contigo; Si me quisieras dejarías tu trabajo por mi… y millones de cosas que a veces como padres, pareja, amigos… exigimos, intentando cambiar la conducta de esas personas que queremos, amenazándolas con dejarlas de querer. Enseñemos a nuestros hijos e hijas a decir que no, a defender sus sentimientos y necesidades . Solo así se podrá construir una relación sana, sea del tipo que sea. Y para ello

  • No los chantajeemos, si queremos un cambio de conducta, motivemos nuestras razones.
  • Enseñémosles qué es un chantaje ,qué sepan detectarlo y que no lo acepten.

La otra parte de la peli que me llamo la atención fue…

  1. Las mujeres no tenemos porque ser princesas a las que hay que rescatar de la soledad o salvar de los peligros.

Hablo como mujer, como madre de tres hijas y como amigas de mis amigas.  Quizá esto sea más opinión que tema de educación, pero me voy a permitir el lujo de opinar.

Quiero hijas guerreras, no princesas , creo que las mujeres no tenemos que tener miedo a nada ni a nadie.  Es cierto que tenemos más riesgos en algunas cosas ( como se vió ayer, con Laura, la profesora desaparecida y hallada muerta)  pero los hombres tienen otros riesgos, las personas en general tenemos debilidades donde se nos puede atacar. Pero no por ello tenemos que vivir con miedo.

Enseñar a las niñas a ser independientes, valientes,  a valerse por si mismas, a no necesitar a  nadie .  Que lo que se encuentren en el camino sea elegido,  la pareja, los amigos… y no por miedo a la soledad o a que las salven como en los cuentos de princesas.

Eso reflejaba, o vi reflejado, en la película.  Ese apostar por romper con ese estereotipo que nos arrastra. Y me gustó.  Me gustó que se apueste cada vez más por eso, por romper con los cuentos de Disney.

  1. Y por último… los hombres también necesitan que se les sostenga. Pues eso, que vosotros, los chicos, que os atreváis a pedir ayuda, que os animéis a llorar si lo necesitáis, que os animéis a cambiar pañales sin pudor, que no os sentáis mal si os echan de un trabajo (que puede la mujer soportar ese peso con el suyo).  Que también os dejéis mimar, cuidar y abrazar.

Resumiendo, que la educación emocional es muy importante, que hay que enseñar a defender cada uno sus derechos sin ser dependientes de los demás, sin tener miedos. Y que , todos, absolutamente todos, somos vulnerables en algún aspecto de nuestra vida, que si nos tenemos que apoyar en otro, pues bien, pero no por ser hombre o mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Esta página web usa cookies de google y youtube. Su objetivo es una estadística de visualizaciones del video. No recopilan información sobre tu identidad, nombre, dirección postal ni número de teléfono. Puedes borrar las cookies si lo deseas, desde tu navegador web.

Cerrar